como aplicar resina epoxi para suelos
Pintura y Suelo

Como aplicar resina epoxi para suelos

Renueva tu suelo utilizando resina epoxi

Disponible en varios colores, la resina epoxi para suelos es una solución original, para conseguir un piso impecable y resistente. Elige el acabado que prefieras: mate, satinado, o brillante. 

Material necesario:

  • discos abrasivos de grano fino 400
  • acetona o alcohol de quemar 
  • cinta adhesiva ancha plastificada 
  • una resina de color para la primera aplicación
  • una resina de acabado para suelos
  • un cepillo de hilo de acero
  • un cúter
  • lijadora orbital o excéntrica
  • una espátula plana 
  • un cubo de pintura 
  • rodillos de espuma pequeños y grandes 
  • rodillos para resinas pequeños y grandes
  • un mango telescópico

También necesitas una mascarilla antipolvo para lijar, una mascarilla para pintura, un mono de trabajo, gafas y guantes de protección.

El producto de resina epoxi de dos componentes al agua, se usa como una pintura sobre un suelo firme, en buen estado, limpio y seco. Se puede cubrir un alicatado antiguo sin imprimación.

Lija el suelo con un disco abrasivo de grano 400 para deslustrarlo. Limpia con cuidado, y frota toda la superficie con un desengrasante tipo acetona, o alcohol de quemar. 

Sobre un alicatado antiguo, frota las juntas con el cepillo empapado con desengrasante. Protege la parte baja de las paredes, y delimita los pasos de las puertas con una cinta ancha plastificada. El cemento debe estar seco con más de 2 meses de antelación.

Para suelos radiantes, corta la calefacción 24 horas antes de la aplicación.

 

Mezclar los componentes

Saca la caja de resina de color y la caja del endurecedor del envase principal.

Comprueba que el envase grande, que servirá para realizar la mezcla, esté limpio.

Vierte la resina y remueve, con una espátula plana, para obtener una mezcla fluida y homogénea.

Vierte el endurecedor sin dejar de remover la mezcla. Rellena el envase del endurecedor con agua hasta la marca, y añade la mezcla sin dejar de remover 3 minutos con la espátula, rascando bien los bordes y el fondo del envase, para asegurarte de mezclar bien todos los componentes.

Deja reposar durante 5 minutos con una temperatura ambiente de 20 grados. El tiempo de uso se limita a una hora antes de que se endurezca. Es posible usar solo una parte de los

productos del envase, el manual contiene una tabla con las proporciones de resina, endurecedor y agua que hay que mezclar, según la superficie que desees cubrir.

Aplicación

Vierte el producto en un cubo de pintura, y carga el rodillo de espuma. Aplícalo como una pintura, en capas paralelas. Comienza por el fondo y retrocede a medida que avances hasta la puerta, sin olvidarte de repasar los bordes de la estancia. Si has elegido un tono oscuro o la superficie es porosa, aplica una segunda capa, tras unas seis horas de secado, y limpia las herramientas con agua antes de que pase media hora, sin esperar a que se sequen.

Preparar la superficie

Tras 24 horas de secado, el suelo estará listo para el acabado. Para un resultado óptimo, lija suavemente la superficie con un disco abrasivo de grano 400. Limpia el polvo de lijado con un trapo limpio y que no deje pelusas. Cierra las ventanas para evitar el polvo del exterior y las corrientes de aire, y si el sol se proyecta sobre el suelo, cierra las cortinas o las persianas. Hay que evitar el sol durante la aplicación y el secado.

El acabado

Mezcla los componentes, vierte la resina y el endurecedor en el envase grande, mezcla durante cinco minutos rascando los bordes y el fondo del envase, y deja reposar durante 10 minutos. Luego tendrás 45 minutos para la aplicación.

Aquí también es posible usar solo una parte de los productos del envase, el manual contiene una tabla con las proporciones de resina y endurecedor que hay que mezclar, según la superficie que desees cubrir.

Aplicación 

Vierte un cuarto del contenido de la mezcla comenzando por el fondo. Extiende la resina con el rodillo indicado para ello, con el que también regularás el espesor de la capa. No hay que extender la resina en un sentido concreto, aunque se deben realizar varios movimientos para extender la mezcla y eliminar las burbujas. Trabaja por zonas, retrocediendo hacia la puerta.

El recubrimiento se secará en 36 horas, y podrás retirar la cinta adhesiva, pero es

mejor esperar siete días, para que la resina se endurezca en el interior, antes de ocupar la estancia.

Consejo

Si eliges una resina de acabado mate, solo hay un pequeño cambio durante la aplicación: la mezcla se aplicará con un rodillo de espuma como en la primera capa. 

Una transformación brillante con este nuevo revestimiento, resistente y de fácil mantenimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *